Inazumarato

Que tal, marquistas.

Aunque hablaré hoy de Inazuma Eleven, quisiera mencionar en mi videoblog uno de los eventos deportivos más trascendentales del siglo, irrepetible hasta dentro de tres días. Decía el gran Vujadin Boskov que “ganar es mejor que empatar, y empatar es mejor que perder“. Y en este caso, el empate ha sido para el Real Madrid una auténtica victoria frente al esos once del Barcelona. Candidato para ganar la Liga, que se ha convertido en un trofeo menor. Pero de eso hablaremos otro día.

Cualquiera puede decir que el Barça es el mejor equipo a día de hoy, pero eso sería un análisis erróneo, simple y alejado de la realidad. Hoy he descubierto un club mucho mejor que los azulgrana. Con gente como Mark Evans, Jude Sharp o Shawn Frost. Y sobre el que se cierne la sospecha, como en el equipo catalán. Porque después del Clásico, me puse a ver unos capítulos de “Inazuma Eleven” en Boing, algo que cualquiera pensaría que es “infantil”. Nada más lejos de la realidad. Hoy nos toca hacer una INDAgación sobre la serie, y de qué trata.

Quienes seguimos fútbol desde tiempos inmemoriables, es decir, desde hace cuatro años, podemos decir que el juego de Inazuma Eleven ya lo hemos visto antes. El estilo de esta serie sigue la misma estela que el mítico “New Team” encabezado por Oliver Atom, estrella de los ochenta en la serie “Supercampeones”. Un niño sin media torta que tras la llegada de un exjugador reconvertido a entrenador, como Guardiola, puede disparar balones con fuerza Mach 3 y reventar porterías. Y que terminó como Messi, un debilucho que después de meses de colacaos en La Masía se convirtió en el mejor del mundo. Ambos bajo sospechas de dopaje. Les va sonando, ¿no?

Un niño de alevines puede hacer eso perfectamente.

En este caso, el niño se llama Mark Evans y juega como portero para el Instituto Raimon, un equipo birria que hasta entonces no hacía nada. Como el Barça de Gaspart. Poco a poco ficha a figuras como Axel Blaze: alguien capaz de llegar al área, meter un salto con triple tirabuzón ígneo y destrozar las manos del guardameta rival, mediante un potente chut llamado “Tornado de fuego“. O Jude Sharp, un mediocentro con tanta visión de juego como el meacolonia. Todos ellos son unos mantas que tras duros entrenamientos se convierten en los mejores. En definitiva, chicos que muestran desparpajo prepúber con la madurez impropia de los 12 o 13 años que tienen.

Hasta aquí, cualquiera pensaría que Inazuma Eleven deja a los niños un mensaje para que se esfuercen en conseguir sus sueños. Sin embargo, un buen periodista como yo ha hecho una INDAgación del juego de la serie y se hace las siguientes cuestiones. ¿Es normal que un adolescente pueda surfear sobre el balón? ¿Qué clase de árbitro permitiría montar un muro de veinte metros en el área chica? ¿Cómo es posible que no saque tarjeta a un hombre que se apoya sobre su compañero para chutar? No me cabe ninguna duda que con el Instituto Raimon participa un jugador número 12, vestido de negro y dirigido por oscuros poderes fácticos. Inazumarato.

Van provocando hasta en el Twitter

Por eso, me gustaría lanzar una última reflexión sobre el juego del Instituto Raimon. Hasta que ganaron el título, la Royal Academy (Royal, REAL, ¿les va sonando?) había vencido durante 40 años sin que nadie le tosiera. Y sin embargo, el Inazuma ha roto esa racha con unas tácticas extremadamente sospechosas. Habrá que rezar para que la Royal Academy reverdezca laureles. Con Mourinho, y con frenar a Jude Sharp por lo civil o lo criminal, a lo mejor basta.

Esto es todo, marquistas.

Inazuma Eleven se emite de L a V en Boing, a las 20:30 horas. Cualquier parecido de este post con un videoblog de Marca es pura coincidencia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Animación, Televisión y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Inazumarato

  1. Gork dijo:

    Creo que es con diferencia de lo más friki que he leído. Eso si, muy logrado.

    Pero bueno, ya conoces el dicho castizo. Se cree que el ladrón que todos son de su condición, y puta Barça.

    • donhurtado dijo:

      Que grande el imitador de Ona FM, ¿verdad? xD

      Más difícil que imitar un estilo inimitable fue hacer el Twitter de Piqué Mark Evans. Es muy sencillo para alguien que se maneje con el Paint, pero yo soy un pato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s