La tertulia telaraña

Hace unas semanas, Intereconomía presentó ‘Una hora con Mario (1HCM)’, un nuevo espacio dirigido por Mario Conde, banquero y empresario con un historial bastante cuestionable. La cadena del toro ha intentado lavar la imagen de esta persona de una forma bastante descarada desde hace varios años, es uno de sus rostros más visibles, y por tanto era de esperar que en breve tuviera un programa de televisión a su imagen y semejanza. Un programa que pese a venderse como espacio para el análisis y la reflexión, apunta en la misma dirección.

El formato es muy simple: una tertulia. Novedad en Intereconomía, un canal que si de ellos dependiera, retransmitiría con una tertulia hasta una misa. En este caso, está formada por cinco/seis jóvenes que no conocemos de nada. Chicos universitarios muy preparados, representantes de “la juventud actual”® (y que parecen sacados de un catálogo de Abercrombie & Fitch), y que a lo mejor ni han oído hablar de que Banesto tuvo que ser intervenido en 1993 por el Banco de España. En ese año yo jugaba a las chapas y veía Bola de Dragón en Telemadrid, y ya si vas a un instituto y preguntas por este señor, pocos sabrían responderte quien es.

Esta tertulia difiere de otras de la cadena en la forma de exponer las temas. Quien haya observado alguna vez las intervenciones de Mario Conde en una tertulia (es habitual de ‘El Gato al Agua’) sabrá que siempre participa de la misma forma. Normalmente deja hablar, escucha lo que dicen los demás. A partir de ahí, suele prepararse las respuestas mediante bloques tomando lo que más le gusta de otros tertulianos, y construye un discurso muy general, casi de consenso, y que busca el menor número de desacuerdos posibles. Lo que al oído de una persona formada suena vago e incluso demagogo, pero que para otros es como el advenimiento del mesías. En tertulias tan radicalizadas como las de Intereconomía, donde se llegan a oir verdaderas burradas, el discurso de Conde suena incluso mejor. En resumen, no es un berserker como Eduardo García Serrano o María Antonia Iglesias; es más sagaz y menos visceral.

Aquí se aplica lo mismo, pero con chavales que estudian una carrera. Mario Conde propone el tema como presentador, ellos debaten. El joven deja que el conductor exponga su punto de vista, y a partir de ahí se ponen a “conversar”. Entrecomillado, porque suele terminar con el tertuliano dando la razón al presentador. Como Carlos Cuesta cuando modera un coloquio, pero sin amenazas. Hay un patrón del que no se salen, y muchas veces el tertuliano no se da cuenta que Mario se lo lleva a su terreno.

La mayoría de veces que se enfoca a Mario Conde aparece así

Puede darse el caso de que Conde critique la corrupción de los políticos, y ni Dios se atreva a recordarle sus “operaciones bancarias” porque en 10 minutos ha dicho, con otras palabras y desde su punto de vista, lo que estaba pensando. Todo el programa funciona como una telaraña, donde el presentador tiene manga ancha para aplicar su punto de vista, soltar alguna vaguedad y evangelizar al espectador. Por si queda alguna duda, el programa termina con una sección llamada “La reflexión”, donde Conde explica sus conclusiones.

Con semejante estructura, todo el conjunto se descompone como un castillo de naipes. Una persona ve una tertulia para observar distintos puntos de vista, para formarse una opinión, o incluso para reirse de como se manipula la realidad. ‘1HCM’ no entra en ninguna de esas categorías, sólo sirve para lavar un poquito más la imagen de Mario Conde y atrapar a la gente en su telaraña. Con semejante planteamiento no se si invitará a la reflexión de alguien, pero a mi no me llama a seguirlo una semana más.

‘Una hora con Mario’ se emite los domingos a las 00:00 en Intereconomía.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Televisión y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La tertulia telaraña

  1. ruekov dijo:

    La típica manera de limpiarse uno el nombre es lanzando mierda encima de otro. Sino pregunten por Rodríguez Menéndez.

    Yo también cuando pasaba lo de banesto estaba más ocupado coleccionando tazos o pasándome el sonic II de master system. Pero hoy es imperdonable que no pierdas 5 minutejos en internet viendo el historial del personaje. De villano a heroe. Era criticado 24h/24h en Antena 3 de Radio, esa que engendró a la horda de intereconomía y esRadio.

    De hecho tan vil es la hemeroteca que más de uno que hoy lo defiende en el pasado hacia lanzamiento olímpico de insultos: eso si que es pragmatismo y del bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s