El PP plantea una tele autonómica nacional

Entre las (televisiones autonómicas) que se asociasen, se pueda constituir un único canal que funcione con desconexiones, de modo que se haga más fácil y más económica su gestión y también para reducir el número de competidores públicos donde no sean necesarios

El secretario de comunicación del Partido Popular, Esteban González Pons, dijo esta frase en el marco de un debate sobre medios, donde su formación ha deslizado algunas de sus propuestas en este ramo. Los diarios se han quedado con lo realmente gordo, que es meter la Agencia EFE dentro de RTVE (y veremos si pueden hacerlo, porque lo dudo). Pero el tema de las televisiones autonómicas no es baladí. Primero resumimos un poco de que va todo en dos párrafos, y luego entramos en harina.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

Debería aparecer en la definición de "café para todos" en el diccionario

Dentro del panorama mediático europeo, España tiene esa excepción al resto del mundo llamada “radiotelevisión autonómica”, que no es otra cosa que la creación mal entendida de entes públicos en cada comunidad autónoma. Y digo mal entendida, porque lo que en un principio parecía sólo pensado para País Vasco, Cataluña y Galicia, terminó extendiéndose después a regiones de peso donde el castellano era la única lengua, y más tarde a cualquier comunidad que no quería ser menos (si Pepe Bono, estoy hablando de tí) y, en lugar de compartir costes con otras, montó su chiringuito particular. Solo no existe televisión autonómica en Cantabria, Navarra y La Rioja.

En lugar de tomárselo en serio, los criterios de gestión en cada comunidad autónoma eran muy distintos. Y los costes terminaron disparándose en todos los casos, con canales abiertos a tutiplén, presentadoras de tercera edad que cobran 95.000 euros brutos al año, o informativos acusados de manipulación. El ejemplo de mala gestión más sangrante es sin duda Canal 9 (C. Valenciana), donde prácticamente no se informó de la trama Gürtel, hubo compras absurdas de derechos como la Fórmula 1 y hasta hubo un ex secretario general implicado en un presunto caso de abuso sexual, para acabar con una traca final de más de 1.200 millones de euros tirados a la basura.

"Nou pas en la investigació". ¿Del Gürtel? No, de la NASA valenciana

De las palabras del Partido Popular, que no entran en solucionar la dinosáurica deuda contraída por cada comunidad, deducimos dos cosas. La primera es que habrá una modificación de la Ley del Tercer Canal, aunque no hace falta ser un vidente para darse cuenta de que lo iban a proponer. Aznar lo llevó en su programa en 1996 a petición de Gallardón, y no se hizo nada. Pero la segunda es más divertida, y también está relacionada con privatizar: fomentar la unión entre entes autonómicos. Muchas ya están medio privatizadas a través de la externalización de contenidos, pero eso es otro tema.

¿Quién compraría una tele en Murcia?

A priori, incentivar a las televisiones autonómicas para que se fusionen parece una buena idea, en el caso de aquellas que comparten una lengua común. No tiene mucho sentido que exista una Castilla-La Mancha TV cuando en 2000, el encargado de hacer desconexiones para las dos Castillas era Telemadrid. También parece lógico que Baleares, donde la IB3 fue un capricho de Jaume Matas (que curioso, un tio del mismo partido donde ahora quiere privatizar), desechara su cadena para unirse a TV3, algo que incluso también podría hacer Canal 9, si no fuera por el cirio que podría montar más de uno. Todos los grupos aportarían contenidos, habría una programación común, se respetaría el servicio público y Richard Clayderman en su piano sin control. Que curioso: esto ya existe. Se les olvidó aplicarlo en los anteriores 20 años.

¿Qué tele se hará con todas?

Sin embargo, esta medida de “fomentar la unión”, entendida en las palabras de Pons, está ligada a privatizar. Estamos viendo como en otros países no pueden malvender sus cadenas, porque no hay grupos que quieran arriesgarse. En Grecia han preferido cerrar un canal porque no pueden venderlo, y en España el mercado también tiene bastantes competidores privados a nivel estatal, como para meterse a nivel autonómico, donde todos los intentos así han fracasado salvo 8TV en Cataluña (y porque al Grupo Godó le regalaron un multiplex entero para ellos solos). Sin embargo, un inversor privado puede mostrar su interés si va a llegar a siete comunidades autónomas, en lugar de a una sola. ¿Qué beneficio puede sacar Castilla-La Mancha privatizando su tele, si no es uniéndose con Telemadrid? ¿De veras hay algún suicida que quiera crear una tele privada “sólo para Murcia”? Ahí está la clave.

De hecho, esta medida recuerda a lo que sucedió en Reino Unido con la reforma de la Ley Audiovisual de 1990, que afectó al funcionamiento de Independent Televisión. La principal televisión privada british funcionaba por un sistema de franquicias, con grupos empresariales independientes que aportaban contenidos a una parrilla común. Cuando la Tatcher metió la mano, se permitió que hubiera “uniones” entre franquicias “para una mejor gestión”. El resultado fue que los grupos poderosos se comieron a los pequeños, hasta que la ITV se convirtió en un canal privado como otro cualquiera. Algunos grupos como STV de Escocia mantuvieron su independencia, pero la mayoría de las frecuencias fueron a parar a Carlton y Granada, que terminaron uniéndose en 1998.

¿Y quién gana con esto?

Está claro que TV3 y ETB van a decir “tururú” a esta medida, porque no va encaminada a obligar a nadie. Pero con una España prácticamente monocolor, donde en casi todas las comunidades gobierna el PP, es más fácil de llevar a cabo una “Tele-Forta” nueva a partir de las autonómicas, que ya te bailan el agua. Suena de puta madre, tanto para el partido gobernante como para el que gana ese concurso, que de regalo se quedaría con una amplia red de radios y televisiones a aprovechar como le diera la gana. Y si además le siguen dando subvenciones en forma de “campaña regional por la lectura”, chachi piruli.

Pero sobretodo: ¿la misma gente -PP y PSOE- que tiró el dinero promoviendo la compra de derechos deportivos carísimos o externalizando producciones (hasta los informativos), es la que se tendrá que poner de acuerdo para solucionar este problema? Vamos a flipar.

"Veo mucho dolor". La seducción la lleva él.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política, Televisión y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El PP plantea una tele autonómica nacional

  1. Jon dijo:

    Vamos a ser honestos, que Castilla La Mancha, Murcia o Madrid tengan tele autonomica no tiene ni pies ni cabeza.

  2. Pingback: ¿Qué dicen los programas electorales de 2011 sobre TV? | Café con caracoles

  3. Pingback: El PP ha arrasado. ¿Qué puede pasar en TVE? | Café con caracoles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s