¿Qué dicen los programas electorales de 2011 sobre TV?

Campo Vidal se lo pregunta también.

La televisión, a quién le importa. Es de un anuncio de Autocontrol, pero en estas elecciones generales de 2011 es tal cual. La campaña electoral ha estado centrada en la crisis económica, los derechos sociales y otros temas de interés general. Con semejante panorama y casi cinco millones de parados, ¿a quién le importa la tele?.

Sin embargo, es un tema de actualidad por mucho que tengamos otras prioridades: la imparcialidad de RTVE podría verse amenazada, tenemos la privatización de las televisiones autonómicas cerca, hay quien propone consejos audiovisuales… todo ello está recogido en los programas electorales de los principales partidos políticos. ¿Qué medidas pueden llevarse a cabo?

Partido Popular

“Savia nueva”

¿Por qué pongo al partido de la oposición en primer lugar? Bueno, después de Cánovas ahora le toca ganar a Sagasta, y todos sabemos a estas alturas que el PSOE tiene menos futuro que la candidatura de Walter Mondale contra Reagan en 1984. Sabedores de que además pueden barrer, Mariano Rajoy no se ha mojado absolutamente en ningún tema polémico. Y su programa electoral, un tocho infumable de 214 páginas, hace lo mismo.

Desde el minuto 1, la intención del PP en es promover la privatización de aquellas televisiones autonómicas que lo deseen. Si lo concretásemos en palabras de Esteban González Pons, la intención de Rajoy es pasar de la Ley del Tercer Canal a “obtener su tercer canal“. La palabra “televisión” aparece tres veces dentro de “Nuevas tecnologías para la modernización“, que leído así suena como si fueran a crear una raza de súper robots. Y las tres medidas que recoge el documento tienen dobles lecturas. La primera es la más obvia, el punto 7:

Impulsaremos las reformas legislativas necesarias para que las administraciones autonómicas y locales tengan libertad para adoptar nuevos modelos de gestión de las televisiones públicas que permitan la entrada a la participación privada.

Sí, significa “vamos a modificar la Ley del Tercer Canal”. Algo que ya han dicho primero los líderes autonómicos (Kim Jong Espe incluída) y luego los nacionales. Eso sí, una cosa son los deseos y otra la realidad, de modo que no se concreta nada. Más escalofriante es el siguiente punto, que está dentro del mismo capítulo.

Estudiaremos la viabilidad económica del actual modelo de televisiones públicas para redimensionarlas y adaptarlas a la coyuntura presupuestaria que estamos atravesando. Estableceremos legalmente techos máximos de gasto y de endeudamiento para todos los medios de comunicación públicos.

¡Kalise techo de gasto para todos! Si, a todos. De verdad, me encantaría ver como va Mariano Rajoy a Cataluña para decir “vamos a poneros por cojones un techo de gasto para TV3 porque sois unos manirrotos”. Y la reacción posterior, cuando se dé cuenta de que no tiene ni siquiera las competencias.

Por cierto, RTVE no aparece por ninguna parte. Ni falta que hace, porque miedo me da lo que puedan hacer. Pero implícitamente, hay un segundo punto que he mencionado. A una autonómica es complicado ponerle un techo de gasto y pasarse el autogobierno de las autonomías por el forro. Pero a la radiotelevisión pública estatal, desde luego. Ni lo duden. Es lo que entienden como “la suya” y sin publicidad será más fácil de controlar.

Partido Socialista Obrero Español

Nunca dejará de tener gracia.

Rubalcaba tiene por delante la difícil tarea de que el electorado se olvide de los últimos tres años y de esas consignas para la gloria: “Por el pleno empleo”, “estamos en la Champions League de la economía mundial”, “brotes verdes”, “me voy a contar nubes”… un no parar. Y el intento de vender un PSOE que no tiene mucho que ver con esos años es chungo. Más cuando cuando has sido ministro toda la legislatura. El programa electoral del PSOE es algo más breve que el del PP: 150 páginas, probablemente más que los escaños que pueda sacar (NdE: efectivamente, obtuvieron 11o).

El PSOE es el partido que más habla de televisión. Seis veces, en apartados concisos y con menciones específicas para RTVE. Sin embargo, algunas de las medidas son desternillantes. Una de ellas tiene que ver con el aprendizaje del inglés, lengua en la que ningún presidente español hasta la fecha se ha sabido manejar.

En la televisión aparecerá como primera opción la emisión de contenidos audiovisuales en versión original subtitulada en distintas franjas horarias, especialmente en la programación infantil y juvenil.

Esta medida salió antes incluso de que redactaran el programa, y de verdad que cada vez que la leo se me escapa una risita. Ni siquiera Finlandia, ese país que apuesta siempre por el subtitulado y nos parece la Arcadia de la educación, hace lo que propone el PSOE. Precisamente, el único contenido que doblan los fineses son los dibujos animados para niños. Y a decir verdad lo hacen fatal. También es muy chistoso que se mencione “en la televisión”, así a lo bruto. Es más un deseo del candidato que una medida aplicable. Como quien se ve ya derrotado.

El resto de medidas son más sensatas, en lo referente a televisión pública: no cuestionan la independencia de RTVE, estudiarían alternativas por si la UE les tumba la financiación del ente público (aunque para eso no hace falta un programa, es de sentido común) y lo más importante: habla de la creación del Consejo Audiovisual estatal, algo que se lleva pidiendo décadas. Pero claro, cuando pudieron haberlo hecho el gobierno de Zapatero (en el que estaba Rubalcaba, ojo) lo mantuvo en un cajón durante cinco años y con el adelanto electoral ya no daba tiempo. ¿Quién me dice ahora que lo aprobarán si han pasado de él?

Izquierda Unida

Second Life pasó de moda. Llamazares, también.

Dentro de los partidos políticos cuyo programa electoral he visto por encima leído, el de Izquierda Unida es el más claro de todos. Sus opciones son escasas: no levantan cabeza desde la salida de Anguita y se presentan a las elecciones sin la refundación que habían prometido. El efecto del 15M le ha venido de perlas a Cayo Lara para salir un poco más por la tele, pero ni de coña sueñan con llegar a los 25 escaños de 1996. Tampoco nos extraña, porque Cayo tiene tanto carisma como una caja de cartón.

Respecto al programa electoral, su octavo apartado “Propuestas para una cultura y comunicaciones libres” recoge las medidas sobre la televisión. Y resulta especialmente llamativo que Izquierda Unida sea uno de los que menciona “telebasura”, ese término que gente tan leída como Terelu detesta. No obstante, el párrafo parece más Cubainformación que un programa electoral.

Desde IU reclamamos más tiempo de ocio y una cultura de acceso gratuito; una comunicación entendida como “servicio público” y el acceso efectivo a una información libre y plural. (…) Frente a la complacencia ante la penetración norteamericana en la industria y el comercio musical y audiovisual, la colonización de la programación televisiva y el deterioro de la televisión pública, contaminada por la “telebasura” (…)

Imposible no declararse fan. Parece la tarjeta de felicitación navideña de Futurama. A lo mejor se refieren a que los canales de televisión están siendo alquilados por productoras norteamericanas, porque las empresas tenedoras de las concesiones son incapaces de rellenar la programación por sí solas. Lo nuestro es superior. ¿Recuerdan cuando “mejoramos” Cheers? ¡Que salía Alberto San Juan!

¿Qué medidas llevarán a cabo para acabar con estas lacras? La promoción de la cultura a través de propuestas, sorprendentemente concretas, que en el ámbito de TV se centran en “fijar cuotas mínimas de pantalla” para emitir cine español y europeo (algo que ya existe) y una nueva Ley Audiovisual.

Ley General de la Comunicación Audiovisual que garantice el reparto de las licencias entre el servicio público, las iniciativas sociales y los negocios audiovisuales, de manera que los tres sectores puedan disponer de radios y televisiones de cobertura municipal, autonómica y estatal. Reconocimiento en la nueva ley de los medios del tercer sector (como las radios libres y comunitarias).

También son los únicos en mencionar las “radios libres y comunitarias”.

Unión Progreso y Democracia

Rosa Díez, Javier Capitán y Álvaro Pombó. Adivinen quien sobra en esta foto. Una pista: fue eurodiputada.

El partido de Rosa Díez y Álvaro Pombó, que está en Wikileaks y en Internet, aspira a crecer en escaños, obtener un grupo propio y dejar de ser una especie de CiU madrileña (el término no es mio, es de Politikon). Para ello ha desarrollado un programa electoral de lectura fácil, con 59 páginas, donde la palabra “televisión” no aparece por ningún sitio.

Sí figura RTVE. Y la primera medida es “magnífica”, en el sentido peyorativo del término (que diría Rosita). Proponen la “eliminación de la obligación impuesta a las operadoras de telecomunicaciones para la financiación de RTVE“, la tasa que están obligadas a pagar para mantener una tele pública sin publicidad. Pero están en contra de implementar un impuesto directo porque saben que aquí no pagaría ni Perry. Entonces, ¿cómo se financiarían? ¡Ah, te jodes!

La Ley General de Comunicación Audiovisual debe garantizar la viabilidad de RTVE y la racionalización de los medios públicos de comunicación autonómicos y locales valorando el servicio público que prestan o deben prestar y permitiendo su privatización o cierre por razones económicas de modo acorde con políticas de transparencia, y garantizando la libertad de concurrencia en el mercado audiovisual, impidiendo la concentración de medios en oligopolios de facto.

Es exactamente lo mismo que el Partido Popular, solo que con gente con la que se puede hablar. No concreta nada sobre la financiación de RTVE y promete que las teles autonómicas se puedan privatizar. Igual que el PP, con muy poquita concreción.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política, Televisión y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s