Esenciales Eurovisión: Los descartes

El próximo sábado es la gran final de Eurovisión, que este año se celebra en la República Absolutamente Democrática de Azerbaiyán. Mientras algunos creen que Pastora Soler arrasará on chopotocientos mil votos y el resto estamos deseando que este año gane un país europeo de verdad, convendría recordar que de festival no solo se aprovechan las participantes.

A lo largo de estos meses, ha habido muchas canciones que se han quedado en el camino, y conviene recordarlas. Puede que hacerlo con una imagen de Coral Segovia (esa eterna segundona de las preselecciones) no sea lo más apropiado, porque he querido recomendar temas bastante más aceptables que el “En una vida”. Estas son las “ganadoras morales” de Café con Caracoles, que no estarán en Bakú pero tampoco merecen caer en el olvido.

ESTONIA: Liis Lemsalu – Made up my mind

Estonia es para Eurovisión lo que Radio 3 es al panorama radiofónico: un soplo de aire fresco, aunque muchas veces por defenderlo te pongan poco menos que de hipster. Su final es una de las pocas donde merece la pena escucharse a todos los participantes, porque deja muchas joyitas. Y este año no puede ser una excepción. El ejemplo más claro es Liis Lemsalu. Su primer disco, que puedes encontrar en Spotify, no llega ni al aprobado. Pero cuando escapa del estilo poppie, lo borda. Y este es el caso.

Aunque obtuvo una buena valoración del jurado, el público estonio dio la espalda a “Made up my mind” porque sonaba demasiado americano para el gusto de un país que, por muy moderno que se ponga, no deja de ser una ex república soviética. Y es una pena, porque aporta un toque entre soul y funky muy interesante, que ningún otro participante envía. Si no te gusta este estilo musical, también podemos recomendar a Tenfold Rabbit con “Oblivion” (más alternativa que la anterior) o Traffic con “Nasa” (pop rock mucho más convencional). Si será por nombres, a Estonia le sobra calidad.

Lo que enviará: Ott Lepland – Kuula
Canción bonita sin más, que ganó porque el tío participó en una especie de Operación Triunfo local. Pero nos quedamos con la otra. Es muy posible que a “Kuula” la eclipsen otras baladas. Conclusión: Psé


LITUANIA: The Independent – Baby

Si Estonia es Radio 3, Lituania puede equipararse a Kiss FM: envían cosas completamente típicas, pasan desapercibidos y nadie les hace caso, como si fueran un hilo musical. De hecho, es el único estado báltico que no ha ganado el festival. Sin embargo, en su colección de tíos disfrazados de peluches, señoras que no tienen ni puta idea de cantar y demás frikis, hay espacio para las buenas propuestas.

The Independent es un grupo de rock que en cualquier otro sitio pasaría desapercibido. Pero claro, hablamos del país de Sabonis y allí mejoran mucho el nivel. “Baby” es una canción tan intensa como breve, que podía haber convencido a los jurados y llamado la atención del televoto europeo. Sin embargo, los lituanos no estaban demasiado por la labor y les dieron la boleta en la final. No se quedaron a las puertas, sino a mitad de tabla.

Lo que enviará: Donny Montell – Love is blind
En lugar de despertar a Europa a golpe de guitarra eléctrica, Lituania ha preferido vendarla los ojos (literal) con otra balada anodina, sosa y que tarda en arrancar. Como todos los putos años, siempre igual siempre igual. Conclusión: Que les den.


DINAMARCA: Ditte Marie – Overflow

Siendo un festival europeo, a muchos nos habría encantado ver a esta imitadora de Robyn. “Overflow” es el tema petardo-aceptable que le falta a esta edición de Eurovisión, ese que podría haberle garantizado la final e incluso un Top 10 si la muchacha se moviera con soltura sobre el escenario. Sin embargo, no es que se quedara a las puertas, es que pasó desapercibida por completo.

¿Qué sucedió? Que Overflow puede ser un temazo bien petardo a lo SNSD, pero Ditte Marie no sabía cantarlo. Parecía sufrir en el escenario y encima se movía menos que una estatua en una glorieta. Esto, sumado a una performance desafortunadísima que recordaba más a tiempos oscuros, echó para atrás a todos los votantes. Es una pena, pero lo bueno del festival es que las canciones hay que defenderlas en directo. Que se lo digan a la petarda croata esa del “María Magdalena”, que le quitaron tropecientos puntos por llevar coros pregrabados.

Lo que enviará: Soluna Samay – Should’ve know better
Esta muchacha con nombre de frigorífico arrasó en el televoto, es una de las favoritas para ganar y nos va a alegrar a todos la vista, así que es obvio que salieron ganando con la elección. Conclusión: Absolutamente fans.


ISLANDIA: Magni – Hugarró

Magni Ásgeirsson ha tenido una trayectoria musical muy particular. Después de triunfar en los 90 con una banda que aquí no conoce ni el Tato (ni nos importa), se marchó a Estados Unidos para participar en un reality show de rocosos rockeros, donde llegó hasta la final. No venció, pero se ganó el respeto de todo el mundo cuando volvió a su país… lástima que eso no le haya servido, hasta ahora, para representarles en Eurovisión.

Baladas este año hay muchas, pero power ballads rockeras como esta ninguna. Cierto es que a Hugarró le falta algún arreglillo y pide a gritos más potencia, pero la interpretación es impecable y después ha tenido recorrido comercial. Quedó en tercera posición y pasase lo que  pasase, Magni no habría podido ganar. La canción favorita del televoto era “Stattu Upp“, la concepción que tiene un islandés del Caribe Mix. Y el jurado… pues eligió lo que eligió.

Lo que enviará: Jonsi “El malo” y Greta Salomé – Never Forget
¿Jonsi “El Malo”? Si, porque para mí el auténtico Jonsi es el de de Sigur Ros, ¡rechace imitaciones!. Dueto del montón como tantos otros, en Islandia no estaban tan mosqueados desde la quiebra de Landsbanki. Conclusión: Otro año que no vencerán.


SUECIA: Lisa Miskovsky – Why start a fire

Aunque ha habido muchas críticas a la calidad musical del Melodifestivalen de 2012, nos ha dejado muy buenas noticias: la victoria de Loreen, la actuación de Sean Banan riéndose de todo el mundo con brillantez, y la participación de artistas de verdad, y no Corales de la vida de las que sólo vemos el pelo cuando hay Eurovisión y festival del orgullo gay. Una de esas cantantes que queríamos ver es Lisa Miskovsky, un icono del indie que se hizo muy famosa a partir de la banda sonora del videojuego “Mirrors Edge”.

Lisa pasó a la final y quedó última. El jurado no le dio los votos suficientes, y el público alternativo la dejó de lado en favor de Loreen. Sin embargo, aportó mucho aire fresco a un concurso como el Melodifestivalen. Y a diferencia de cierto boliviano-polaco que se cargó el camerino a puños tras quedar subcampeón, ella no se tomó mal su mala posición. Lo más probable es que no vuelva a presentarse nunca más en plan La Casa Azul, pero siempre recordaremos esta oportunidad con cariño.

Lo que enviará: Loreen – Euphoria
En lugar de “Why Start a Fire”, Suecia ha enviado a la gran favorita de las apuestas, la amada por los eurofans (aunque cinco años atrás hubiesen mandado algo así a la mierda) y la ganadora del Melodi por récord absoluto de votos. Si hubiesen enviado “My heart is refusing me” el año pasado, en lugar de irnos a una tierra de cabras estaríamos en Estocolmo. Conclusión: Sale ganando.


RUMANIA: Electric Fence – Sun-ta

Eurovisión no solo va de países del Reino del Norte, no. También toca hablar de ese maravilloso lugar al que damos los 12 (o puntuaciones altas) todos los años y del que sólo nos acordamos si hay una final de la Europa League de por medio: Rumanía. Después de su mediocre posición del año pasado, tenían dos opciones para volver a arrasar: o elegían una cosa étnica y relacionada con su cultura, o se decidían por el petardeo más infame al más puro estilo “Mister Saxobeat”. Obviamente, eligieron la segunda opción.

En la primera, tenemos esta cosa absolutamente indefinible pero que engancha más que Juego de Tronos. “Sun-ta” quedó segunda en la gran final, solo por detrás de unos señores cubanos. No hubiese entrado en las listas de éxitos, pero al menos habría aportado algo completamente distinto a lo que suele enviar este país. ¡Más turbofolk y menos Dragostea Din Tei!

Lo que enviará: Mandinga – Zaleilah
Por primera vez en su historia, el 12 de España a Rumanía estaría justificado. Es un tema en castellano, con una letra absolutamente infame (¿mi chico bonito un poco negrito? WTF), que está arrasando en Rumanía y perfectamente podría ganar Eurovisión. Pero ¿qué importa, mientras la cantante esté jamona? Conclusión: Que pechotes.

BONUS TRACK: ¿Por qué Rusia eligió a seis ancianas de 80 años para arriba?

RUSIA: Aida y Timati – Fantasy

El tercer clasificado de la final fue esta imitación cutre de Pitbull con una mujer metiendo berridos. Que por muy producida que estuviera por Timbaland joder, es horrible. El subcampeón fue Dima Bilan, que ya había participado dos veces, con la mariliendre de TATU. ¿Alguien en su sano juicio no votaría a las viejecitas?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Avisos. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Esenciales Eurovisión: Los descartes

  1. Kiseki7 dijo:

    A mí la alternativa islandesa me gustaba, pero también me gusta la balada que envían. Aunque todo pinta a que no-Jónsi la mutilará en directo.

    Y la de Lisas que tendríamos cada año de no estar tal personaje a cargo del Melodi…

  2. Donhurtado dijo:

    Lo normal es que Islandia pase a la final, pero Jonsi el Malo no tiene un historial de directos brillante. A mi me habría encantado ver el “Stattu Upp”, al fin y al cabo era lo que la mayoría quería…

  3. ShigurAki dijo:

    Quien es el personaje a cargo del MelodifestivOlan?

  4. Donhurtado dijo:

    Christer Björkman, que maneja la organización del evento y ha metido mano para favorecer a artistas o eclipsar a otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s